Imagen Transparente
Imagen Transparente
Fundación MAXAM
Entrevista a Santiago Ydáñez: "El nuevo cuadro representa a la Colección, su historia, habiendo elegido uno de los artistas más emblemáticos, Julio Romero de Torres"
Entrevista a Santiago Ydáñez: "El nuevo cuadro representa a la Colección, su historia, habiendo elegido uno de los artistas más emblemáticos, Julio Romero de Torres" Entrevista a Santiago Ydáñez: "El nuevo cuadro representa a la Colección, su historia, habiendo elegido uno de los artistas más emblemáticos, Julio Romero de Torres"

2020.12.04


Fundación MAXAM - Sala de Prensa - Entrevistas - Entrevista a Santiago Ydáñez: "El nuevo cuadro representa a la Colección, su historia, habiendo elegido uno de los artistas más emblemáticos, Julio Romero de Torres"

¿Cómo definiría su propio trabajo Santiago Ydánez?
Yo diría que la manera de definir mi trabajo es de una manera orgánica, directa, sencilla y pasional.

Tu amor por la Naturaleza definió tu primera vocación. ¿Qué hizo que te dedicaras definitivamente a la pintura?
Me he ido nutriendo y me ha interesado el arte de distintas maneras, desde la infancia, aunque no fuera directamente con la pintura. Siempre he sido un amante de la Naturaleza, mi primera vocación fue ser paleontólogo, y dibujaba a los pájaros en el que ahora es mi taller para registrarlos en una guía.

Mis inicios artísticos fueron desde 0 cuando comencé a estudiar Bellas Artes en Granada, probé y me apasionó. Al terminar los estudios me dediqué a la enseñanza un par de años. Tuve el arrojo de pedir la Beca Botín, que me otorgaron y me permitió seguir trabajando y comenzar a exponer en galerías. En tus obras hay mucho de autobiografía.

¿Dónde encuentras la inspiración?
En el entorno, los paisajes. en la historia del arte, el cine, la literatura, en todo aquello que me rodea. Todo influye y en cualquier momento puedes encontrar una chispa que te ilumine, que te inspire. Para mí es muy importante la tierra, donde tengo mi familia, mis amigos de siempre. Nunca he perdido el vínculo de la Sierra del Segura. Me hice el taller más grande como una manera de aferrarme, disfruto aquí me siento como en casa, también en Granada o en Berlín.

¿Por qué eliges la reinterpretación de piezas como forma de trabajo?
Las reinterpretaciones de obras son por pura pasión sobre las que escojo. El trabajar con una pieza me hace disfrutar más de esa pieza y acércame de forma más intensa que simplemente mirarla.
Hace tres años comencé a hacerlo de manera más contundente después de una pieza que hice en Roma, el Martirio de San Pedro de Caravaggio, que hice tres veces en etapas de acabado diferentes.También en proyectos a los que me invitaron, como el de Caravaca de la Cruz, donde pinté un cuadro gigantesco (14 x 8m.) de temática religiosa que me sirvió para hacer versiones de Ribera, Caravaggio y relacionarlos entre sí.

Incorporas tu firma a la Colección MAXAM y al popular calendario de explosivos. ¿Qué papel crees que cumple el almanaque en la divulgación del arte?
Los calendarios son míticos, se han reconocido y han llegado a rincones muy diversos, siempre han estado en cualquier parte. Es una forma de popularizar el arte, algo parecido a lo que han hecho en algunos los pueblos de Castilla reproduciendo imágenes del Prado, en una forma muy espontánea de acercarles el arte.

La colección de arte contemporáneo, la conocí más tarde y me parece extraordinaria. Formar parte de ella es un orgullo porque muchos de los artistas que están los adoro, Alfonso Albacete, Gordillo, Pérez Villalta.. estar con ellos es sencillamente un lujo.

¿Cómo recibiste el encargo de elaborar la imagen para el Calendario MAXAM de 2021?
Aunque yo conocía la temática de la Colección MAXAM, me gusta recurrir a mi repertorio, a reinterpretar de una manera que me parece divertida. El nuevo cuadro representa a la Colección, su historia, habiendo elegido uno de los artistas más emblemáticos, Julio Romero de Torres.

Escogí ‘La gitanilla’, que está en el Museo de Bellas Artes de Murcia, una obra que reproduje ya en 2010 en blanco y negro en un formato pequeño y que en esta versión he redimensionado a 2 metros. En esta ocasión se me ocurrió prender fuego a la naranja que porta el personaje. La fotografíe para tener los registros y me decidí a incorporarla como unión directa con la Colección.

‘Y qué bonita era’ es tu interpretación personal de Romero de Torres. ¿Cómo describes tu relación con el pintor?
Este autor siempre me ha hipnotizado. Puede que tenga un toque entre ingenuo y arcaico pero también es muy dulce, melancólico, sensual y siempre me ha interesado por eso. La intensidad que tiene con su tierra y esa parte sombría y melancólica -técnica y conceptualmente- encuentro que puede tener algo que ver conmigo.

No es la primera obra que reinterpreto de él. Ya lo hice con ‘Mira qué bonita era’, otra pieza de Romero de Torres cuyo título he escogido para esta obra para MAXAM. Creo que esta versión aporta una visión romántica, por el propio acercamiento al artista y el cariño que le tengo, e irónica, por cómo he tratado su obra.

¿Qué te sugiere el hecho de que el fin último de ‘Y qué bonita era’ sea ilustrar un calendario que será distribuido por todo el mundo?
Creo que un formato como el Calendario MAXAM acercará mi trabajo a un público que de otra forma seguro que no me conocería. Me gustaría que la gente cuando se acercase a mi trabajo y viesen la reproducción en un calendario lo hicieran con sencillez, limpieza, con cariño.


Comparte:



Última actualización 2021.06.21
 Fundación MAXAM © 2020   Síguenos en Twitter   Síguenos en Facebook    Síguenos en Youtube       
Contacta con   |   Mapa web   |   Nota legal