Imagen Transparente
Imagen Transparente
Fundación MAXAM

Fundación MAXAM - Calendario del año - 1945

 

de Villasante
Mujer con garrafa en mano
                                                                                                                                  
Óleo / lienzo. 
59 x 42 cm.                                                                                    


Los calendarios de explosivos son un fiel reflejo de las demandas de su público. Tras el trienio 1936-1939, la innovación y el atrevimiento ceden su espacio a la tradición y al convencionalismo conservador. Lo rural convertido en folklore se hace protagonista y toma el relevo de las costumbres burguesas que habíamos visto en las décadas anteriores. El sentir del no pasar el tiempo es algo más que una instantánea en el calendario, está también en los lugares donde éste es colgado. El resultado de las obras mezcla aparente inocencia e ingenuidad, cuando en el fondo lo es de compromiso aséptico y estoica expresividad.

Julio Moisés fue uno de esos pintores que supo seguir vigente antes y después del punto de inflexión que para España fue el final de la década de los 30. Sus reconocimientos anteriores fueron medallas en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes de 1915 y 1920, galardones en las Exposiciones Internacionales de San Francisco (1915) y Panamá (1916), o encargos como retratos a los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Después llegó a ser nombrado Director de la Escuela de Bellas Artes en 1946 y académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid en 1947.

El gusto por lo rural que adquieren las obras de la Colección MAXAM a partir de 1940 se debe en gran medida a la producción de fertilizantes agrícolas que en aquellos momentos era parte de la actividad de Unión Española de Explosivos (anterior denominación de MAXAM hasta 2006). Una de las materias primas básicas de los explosivos civiles es el nitrato amónico, así como en el apartado tecnológico los procesos de nitración; ambos –materia prima y proceso tecnológico- son comunes a la fabricación de fertilizantes de uso agrícola. Razón ésta que llevó a la compañía a diversificar su negocio e hizo que durante mucho tiempo los fertilizantes fueran su actividad más conocida, y que llevó a que los gustos de sus potenciales usuarios marcaran la tendencia temática y de estilo de los calendarios.

Actualmente la actividad de fertilizantes no forma parte del negocio de MAXAM, formado por cinco áreas de negocio: Civil Explosives (explosivos civiles y sistemas de iniciación para minería, canteras y construcción de infraestructuras), Outdoors (pólvoras y cartuchos para tiro y caza deportiva), Defence (productos y servicios para la industria de defensa), Chem (nitro química) y Energy (proyectos de desarrollo sostenible).





Comparte:


Última actualización 2021.06.21
 Fundación MAXAM © 2020   Síguenos en Twitter   Síguenos en Facebook    Síguenos en Youtube       
Contacta con   |   Mapa web   |   Nota legal